miércoles, 7 de agosto de 2013

La metodología de la no violencia


Hoy, es evidente para todos que la violencia está creciendo en nuestra sociedad e invadiendo todos los ordenes de la vida.

Cuando hablamos de violencia no nos estamos refiriendo solamente a su expresión más grosera, que es la violencia física, que reconocemos en la guerra, la tortura, el atentado, el asesinato, la agresión delictiva y el castigo corporal. También existe una violencia económica, reflejada hoy en la explotación, desocupación y sub-ocupación. Existe una violencia racial, conocida como discriminación, segregación y xenofobia. Existe una violencia religiosa conocida como fanatismo o intolerancia. La violencia crece también en las relaciones familiares, en el barrio, en la escuela, en la universidad y en el trabajo. También hay violencia cuando se discrimina a la mujer y al joven, limitando su participación social en las decisiones. Crece la violencia psicológica, interna y personal, reflejada en la incomunicación, el aislamiento, la resignación y el sin-sentido.

No nos sorprenda entonces, cuando alguien, limitado en su capacidad de reflexión u opción, da una respuesta de violencia física si ha sido sometido a inhumanas presiones psicológicas, de explotación, discriminación o intolerancia. Si es que nos sorprendemos por esta respuesta es, o porque somos parte interesada de la injusticia (en cuyo caso nuestra "sorpresa" es además una mentira), o porque vemos solamente los efectos sin advertir las causas que determinaron tal explosión. También en nuestra sociedad crece desproporcionadamente la locura, el suicidio, la marginación y el aislamiento, en los que solemos ver el efecto espectacular, pero no las causas que lo determinan.

Estos trágicos desenlaces que nos parecen simplemente individuales, son manifestaciones del sistema de presión violenta en el que vive, se educa y crece la sociedad, donde la falta de libertad de opción impulsa a resignar toda aspiración individual o colectiva, para poder responder a las exigencias que se imponen arbitrariamente.

¿Cómo podrían tratarse de problemas simplemente personales, si hoy millones de personas (de todas las edades, de todas las ciudades...) están sintiendo el mismo aislamiento, la misma incomunicación, la misma incertidumbre y la misma desesperanza?

Declaramos a la violencia como problema fundamental actual, del cual deriva todo conflicto individual y social.

TRABAJO PERSONAL
Escrito breve sobre las situaciones de violencia que se han sufrido:

  1. A lo largo de la vida.
  2. Sobre las situaciones de violencia que se están viviendo actualmente.
Introducción a la metodología de la no violencia

La solución al problema de las diferentes formas de violencia existe y reside en aplicar una metodología precisa: la “Metodología de la No-Violencia Activa”.

Esta metodología no es simplemente la expresión de una intención. No es una frase hecha a la medida de la situación que nos toca vivir. Esta metodología tiene formas precisas que definen claramente un modo de pensar, un modo de sentir y un modo de actuar. Su aplicación tiene indicadores claros que permiten a cada individuo y a cada conjunto medir con precisión su eficacia en función de ir superando los problemas de dolor y sufrimiento a los que puedan estar sometidos.

Es necesario fortalecerse internamente, desalojando el nihilismo y dando lugar a un futuro siempre abierto a nuevas opciones, porque es allí donde podemos proyectarnos y actuar.

¿Cuál es la forma de actuar y los parámetros precisos que definen esta metodología de acción en la conducta personal?

  1. Un trato personal basado en la siguiente regla de conducta básica: “trato a los demás como quisiera ser tratado”.
  2. Una conducta interna y externa basada en la coherencia: “actúo sobre la base de aquello que pienso y siento es lo mejor para mi vida y la vida de aquellos que me rodean”.
  3. Desarrollo mis virtudes internas y externas, y observo con atención las virtudes de los demás.
  4. Rechazo, denuncio y hago vacío a las diferentes formas de violencia que se expresan a mí alrededor.
¿Cuál es la forma de actuar y los parámetros que definen esta metodología en la acción social?

  1. La Salud y la Educación, son prioridades impostergables para todos los ciudadanos.
  2. Los poderes económicos, políticos y sociales deben actuar en función del punto 1, y no de intereses particulares.
  3. La igualdad de todas las personas: superar la formalidad de iguales derechos ante la ley para avanzar hacia un mundo de iguales oportunidades para todos.
  4. Afirmación de la diversidad personal y cultural: Reconocimiento de las características propias de cada persona y pueblo, y condena a toda discriminación que se realiza por razones económicas, raciales, étnicas y culturales.
  5. Desarrollo del conocimiento por encima de limitaciones y prejuicios aceptados como verdades absolutas.
  6. Libertad de ideas y creencias.
  7. Repudio a toda forma de violencia física, económica, racial, religiosa, moral y psicológica.
 ¿Cuáles son los indicadores personales y sociales que muestran la bondad y eficacia de esta conducta?

  1. El crecimiento de la felicidad y la libertad en aquellos que ejercitan esta conducta y en su medio de relación inmediata.
  2. Disminución o retroceso de los factores que generan sufrimiento personal y violencia social.
  3. La manifestación y el desarrollo de las mejores virtudes personales y sociales
TRABAJO PERSONAL
Resolución escrita individual a efectos de modificar favorablemente las situaciones de violencia en las que se viven. Plan a corto plazo 1 semana y a medio plazo 1 mes Teniendo en cuenta la lectura anterior.
Conclusión del trabajo en una frase.
Intercambio de conclusiones.


PRÓXIMA REUNIÓN:
Miércoles 21 de agosto a las 20:00 horas
Tema:
"La Acción Válida"

C/ Ponferrada, 4 local (Barrio del Pilar) junto a bar Pichy - 28029 Madrid
Metro Peñagrande