viernes, 10 de enero de 2014

Taller: "La producción del fuego"

Lola y Agustín son los primeros en lograr hacer fuego

En noviembre hicimos el Taller para la Conservación del Fuego y estuvimos construyendo algunos hornos y hornillos para conservarlo. El 1 de diciembre trabajamos con la producción del mismo. 

Durante siglos aquel ser humano que solo podía conservar el fuego… un día… en su trabajo de talla de utensilios, al golpear unas piedras con otras o con algún tipo de mineral  observó el fenómeno de las chispas que, de algún modo, eran las mismas o parecidas que observaba en los fuegos que conservaba… y pensó que podía producir él mismo el fuego… eso sería un salto de grandes dimensiones… ya no tendría que depender de volcanes, tormentas etc., ¡podría hacerlo él!

Y eso es lo que hicimos en ese taller. Para ello necesitamos pirita, sílex y yesca (un hongo que prende con facilidad)… Seguramente que durante siglos se probó con diferentes materias que al frotarlas producían chispas… pero estos materiales que utilizamos proporcionan mayor posibilidad de encendido.


Los elementos básicos: pirita, silex y  yesca

Silo habla sobre este fenómeno del fuego en 2003 (Santiago de Chile):

“...Algunos antropólogos como nunca hicieron fuego, salvo con fósforos, creyeron que al fuego primeramente se lo produce y posteriormente se lo conserva. Pues no, no es así. Primero se lo conserva y después se lo produce. Claro, porque en la Naturaleza estaba ya el fuego. Entonces, el tema era disponer de él. Ya estaba producido. No se sabía cómo producirlo uno. Pero sí estaba producido en la Naturaleza. Entonces, ese fuego  trabajaba como un “regalo”. Eso venía de los volcanes, del fuego en los bosques, eso venía del fuego en distintos lados pero no se disponía de eso. Pero antes de que se pudiera considerar como “regalo” se lo reconocía como amenazante y peligroso. Ahí está la primera diferencia entre los homínidas y los demás animales. Y no se ha reparado suficientemente en ese problema. Una gran diferencia. Ya está ahí. Los homínidas, qué tipo de bichos son, que se animan a ir a esa cosa peligrosa y que no ponen los pies en polvorosa como hacen todos los otros animales. Todos frente al fuego huyen y estos frente al fuego se acercan. Esta es una cosa que marca una diferencia histórica. Porque hay en el circuito de éstos, suficiente capacidad como para oponerse a sus reflejos. La Naturaleza dice “huye”. Ellos se oponen y dicen: “acércate”. Este hecho es extraordinario y lo destacamos porque  hace a la diferencia fundamental entre los homínidas y otras especies”.

Miriam da el contexto del taller

“Todos son autómatas. Todos son máquinas que responden reflejamente a los estímulos. Le dan y responde. Le da miedo, huye. Como es esto. Su curiosidad se opone a los instintos. Es lo mismo que va a pasar después con la respuesta diferida. Llega un estímulo y el sujeto no responde. Responde después. La respuesta diferida es propia de este homínido. Así como la oposición a su instinto de conservación y su opción de investigación frente al peligro. Todas estas cosas están fuera del orden natural de los seres vivos. Ni la respuesta diferida, ni la oposición a su instinto mecánico de conservación es compartida por otras especies”.

“El homínida es un desadaptado. Esa inestabilidad produce cosas interesantes. No es estable. No es de ninguna manera adaptado a todos los medios. Tiene que transformar el medio para adaptarse. Tiene que ponerse pellejos de otros animales para combatir el frío. Porque no se adapta. Es un inadaptado. Exactamente. Es al revés de la teoría de la adaptación. Es por inadaptado que ha hecho tantas cosas. Son inadaptados, son antisistema, inestables. Creadores de nuevas formas. Antinaturales. No obedecen los dictámenes establecidos por la Naturaleza”.

...Fueron pasando los siglos y cuando aprendieron a producir el fuego, se aceleró la historia.

Nuestro trabajo de producción del fuego tiene un sentido, que es el comprender ese proceso de transformación social y personal del ser humano… es decir, nos hace caer en cuenta de la intencionalidad del ser humano.

Pablo logra producir fuego