martes, 5 de julio de 2016

Autoconocimiento: los roles


Cotidianamente, en diferentes circunstancias o ámbitos uno asume diferentes roles, es decir, formas de comportarse.

Los “roles” o "papeles" son importantes porque permiten ahorrar energía (ya que son sistemas de comportamiento codificados) y facilitan la adaptación al medio social. A veces estos roles están mal configurados, o bien no se cuenta con roles adecuados para circunstancias nuevas, otras veces, se utiliza un mismo rol para todas las situaciones.
           
La gente muy joven cuenta con pocos roles y, en cambio, las personas de más edad, pueden poseer un buen repertorio de ellos, pero muchos pueden estar mal configurados o confundidos en las distintas situaciones. En todo caso, la corrección de roles exige un trabajo muy sostenido ya que ese comportamiento ha echado fuertes raíces a lo largo del tiempo.
           
A la hora de describir, decir que “uno tiene rol de profesor” no nos dice demasiado a menos que se explique de qué manera se realiza ese comportamiento. Es decir, puedo ser un buen o mal profesor, puedo tener un comportamiento despótico o amable, puedo ser persuasivo, exigente o complaciente, etcétera.

La propuesta es describir mis roles en los diferentes ámbitos:

HOGAR

AMIGOS

TRABAJO

ESTUDIOS

PAREJA

SITUACIONES NUEVAS

SITUACIONES DIFÍCILES

Al finalizar, buscar aspectos comunes en los diferentes ámbitos para extraer la actitud básica. También ver en qué casos hay roles mal configurados, no adecuados a las situaciones, roles confundidos y situaciones en las que no tenemos rol (que nos dejan bloqueados, sin respuesta)

Para completar el trabajo es recomendable realizar la experiencia guiada de los disfraces, que aporta otro punto de vista sobre la imagen de sí y cómo aprender a manejarla.