viernes, 19 de octubre de 2012

Gandhi, el activista de la no violencia

Gandhi, inspirado en Thoreau y Tolstoi, desarrolló una forma de lucha basada en la desobediencia civil y la no violencia ("ahimsa") para lograr la independencia de la India, rechazando toda forma de lucha armada.

Para Gandhi la "ahimsa" no es una mera estrategia sino que tiene que ver con un respeto integral hacia la vida (tanto humana como animal), que él considera sagrada. Su activismo político-espiritual lo dedicó a luchar contra la dominación británica en India y, posteriormente a la reconciliación (su gran frustración) entre indios y paquistaníes, tras la división de la India en los dos Estados.

El Movimiento Humanista (en el que se incluye nuestra asociación) lleva más de 40 años promoviendo la no violencia como metodología de acción y, más allá, como cultura y sistema de valores.

Por eso, como declaraba Arturo Viloria, en el último acto de celebración del 2 de octubre, Día Internacional de la no violencia en plaza Callao (Madrid): "La no violencia activa se basa en resistir la violencia que hay en uno y fuera de uno, en rechazar la violencia y la discriminación en la vida cotidiana, en aprender a tratar al otro como a uno le gustaría que le traten, y como no podía ser de otro modo, es también una intención y una elección".

Dentro de las CAMPAÑAS que desarrollamos en el Barrio del Pilar, este mes de octubre lo hemos querido dedicar a Gandhi, como inspirador de muchos otros defensores del cambio social desde la no violencia activa.